La libertad religiosa en el Islam

7434 1819

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es Su siervo y mensajero.

Cristianos y judíos en Palestina bajo un gobierno musulmán
Abu ‘Ubaidah, que Al-lah Esté complacido con él, el comandante musulmán, envió un mensaje a ‘Umar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté complacido con él, (el segundo califa musulmán), diciéndole que los ciudadanos de Jerusalén querían que fuera a tomar las llaves de la ciudad. Por tanto, él comenzó su viaje hacia Jerusalén. A su llegada, los ciudadanos de Iliá (Jerusalén) lo recibieron complacidos. Él firmó con ellos el famoso documento de paz que se que se lee como sigue:
“En el nombre de AL-lah, el Clemente, el Misericordioso: Esto es lo que el siervo de Al-lah, ‘Umar, líder de los creyentes, dio a los habitantes de Iliá con respecto a la seguridad de sus propiedades, dinero, iglesias, etc. Sus iglesias no deben ser destruidas. Ellos no deben ser dañados o forzados a aceptar una religión en contra de su voluntad. Esto debe ser garantizado por el Califa y todos los musulmanes, y supervisado por Al-lah y Su Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, siempre y cuando la otra parte se adhiera a esto y pague el Yiziah (impuesto por defensa)”.
De hecho, ‘Umar, que Al-lah Esté complacido con él, fue el primero en liberar a Jerusalén de la ocupación romana.
El Islam en España
A la gente de España, durante el siglo VII, se les dio la opción de aceptar el Islam voluntaria y pacíficamente, como cientos de miles de personas alrededor del mundo están aceptando el Islam hoy en día. Sin embargo, con la aprobación del Papa en 1479, los reyes Fernando y e Isabel iniciaron la inimaginablemente sangrienta historia de la Inquisición Española, donde tuvo lugar una notoria e indescriptible persecución contra musulmanes y judíos. El propósito era obligarlos a aceptar el cristianismo o ser torturados hasta la muerte. Debido a la destrucción de Granada, la última ciudadela musulmana en España, a manos de los españoles en 1492, los musulmanes eran como una manada de ovejas desamparadas que era atacada por voraces lobos hambrientos. Así que fueron masacrados, esclavizados y obligados a abrazar el cristianismo a filo de espada.
En su artículo ‘Cuando los moros gobernaban España’, Thomas J. Abercrombie, revela muchos hechos sobre las contribuciones con las que los musulmanes se presentaron en Occidente. Él también hace alusión a la justicia de la ley islámica: donde los cristianos, judíos y musulmanes estuvieron viviendo en paz, lado a lado, por más de siete siglos. Luego, da un giro de 180 grados para hablar brevemente sobre las atrocidades cometidas posteriormente por los cristianos católicos:
“Fue aquí, después de Alfonso VI, que las primeras víctimas de un fanatismo cristiano cada vez mayor, fallecieron por la causa. En 1469, el príncipe Fernando de Aragón se casó con la princesa Isabel de Castilla. Cuando se arremetió contra los moros del sur, veían como una amenaza a los musulmanes y judíos en sus propias tierras. En 1480, ellos establecieron la inquisición española. Antes de que ésta terminara, tres siglos después, cientos de musulmanes y judíos habían muerto y aproximadamente tres millones de personas fueron conducidas al exilio. Privada de sus principales hombres de negocios, agricultores y científicos, España pronto se encontraría a sí misma víctima de su propia crueldad”[1].
El Islam en el subcontinente indio
El Islam fue primeramente introducido en el subcontinente indio durante el siglo VII, y la dominación musulmana continuó sobre la India bajo los sucesivos estados hasta la invasión inglesa en 1857, durando por más de 1100 años. Si el método cristiano de la inquisición y la conversión mediante las armas hubiese sido practicado por los musulmanes, ni un solo hindú habría sobrevivido hasta el final de la dominación musulmana de la India. Sin embargo, la tolerancia islámica y la comprensión de la naturaleza del hombre se manifestaron en la India. Al-lah Ha declarado rotundamente en el Corán que la tolerancia es un principio ético que debe seguir la humanidad.
El Islam llegó a la India, así como a otras partes del mundo, para elevar la humanidad sobre el racismo, la ignorancia y la injusticia. Por lo tanto, no había la necesidad de conversiones forzadas a la verdadera religión de Al-lah. Les corresponde básicamente a las personas el utilizar la inteligencia que Al-lah les Ha otorgado.
Esta es la razón por la que cientos de miles de personas se han convertido al Islam tan pronto como han descubierto la verdad sobre éste. Las personas abrazan el Islam por sí mismas, sin ningún engaño ni obligación. Muchos de ellos son científicos, políticos, abogados, evangelistas e incluso gente famosa, como Cat Stevens (ahora Yusuf Islam), el antes famoso cantante pop, M. Hoffman; el embajador alemán en Marruecos, quien recientemente ha escrito un libro titulado ‘El Islam es la alternativa’; Mr. Olson, embajador danés en Arabia Saudita, quien mencionó en una entrevista de radio que: “Si la gente conociera la realidad del Islam, millones lo abrazarían”.

La lista que aquellos que han encontrado la verdad del Islam es muy larga para ser mencionada aquí, ella incluye gente de todas las clases sociales.

 


[1]Thomas J. Abercrombie, “Cuando los moros gobernaban España”. National Geographic, Julio, 1988. Pág. 96

Related Articles

Artículo más visitado

Conceptos erróneos

Ocho razones médicas para prohibir la carne de cerdo

¿Por qué el Islam prohíbe comer la carne de cerdo? La respuesta a esta pregunta ha sido tema de debate entre los musulmanes y gente de otras religiones que comen carne de cerdo...más