Las apuestas en los deportes
Fatwa No: 78432

Pregunta

Unapersona se registró en una página internet especializada en apuestas deportivasy la misma le dio 30 € de crédito para que los apostara. Este dinero no vino desu bolsillo sino que, a diferencia de los otros apostadores, la empresa deapuestas se lo dio. Esta persona tiene la intención de utilizar este dineropara apostar en la Liga Europea y otros deportes, y en caso de perder todo sucrédito se detendrá y no utilizará su propio dinero para continuar apostando.¿Cuál es el veredicto sobre estas ganancias (que dicho de paso son menores)?

Respuesta

Alabado seaAl-lah Señor del universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adoradosino Al-lah y que Muhammad, sal-la Al-lahu ‘alaihi wa sal-lam, es su siervo ymensajero.

Apostardinero está permitido en aquello que se tiene evidencia de la Shari’a, comoapostar en competencias de caballos, camellos y tiro al blanco. La misma licitudse aplica a toda aquella ciencia que beneficia a la gente a condición que elpremio provenga de alguien que no sean los competidores, por ejemplo, que estapersona le diga a los competidores: Quien gane de ustedes recibirá tal cantidadde dinero, o que uno de los dos competidores le diga al otro: Si me ganas tedoy tal cantidad de dinero y si te gano no me debes nada, ni te debo nada. Eldinero puede ser de dos competidores o más, y en caso de que quien gane seaalguien que no aportó dinero también es lícito que reciba el premio y no debepagar nada si pierde. Toda apuesta que contradiga alguna de las condicionesanteriormente mencionadas no es lícita y se considera como juego de azar.

 El tipo de competencias que mencionamosanteriormente fueron declarados lícitos por la Shari’a por la necesidad que hayde aprender y fomentar todo conocimiento útil, como el tiro al blanco, lasciencias islámicas, la medicina, etc.

Por lo tantoestá prohibido apostar en el fútbol y las ganancias que consigas de hacerlo sonharam también. Esto debido, primeramente, a que no se ha registradoaquello que lo permita y segundo que la realidad de las empresas que se dedicana las apuestas deportivas es que se basan en el azar y la suerte, ya que losparticipantes arriesgan su dinero y solo ganan si sus pronósticos fueroncorrectos. Mientras que aquellos cuyos pronósticos no fueron correctos pierdendinero y los ‘ulama están todos de acuerdo que si este es el caso entonces selo considera como un juego de azar, prohibido por Al-lah cuando dijo: {¡Oh,creyentes! Los embriagantes, las apuestas, los altares [sobre los cuales erandegollados los animales como ofrenda para los ídolos] y consultar la suerte[por ejemplo] con flechas, son una obra inmunda del demonio. Aléjense de todoello, que así tendrán éxito [en esta vida y en la próxima]. El demonio pretende[con esas cosas] sembrar entre la gente la discordia y el odio, y apartarlosdel recuerdo de Al-lah y la oración valiéndose de los embriagantes y lasapuestas. ¿No van a dejarlo ya?} [Corán 5:90-91]

Y no importasi la empresa no le pide que ponga de su bolsillo y que sea ella misma quien ledé el dinero ya que si quien pregunta no hubiese aceptado participar enapuestas la empresa no le hubiese dado nada y al aceptar lo que le dieron estáendosando algo haram y no está cumpliendo con su obligación de denunciarlo reprobable. De igual manera, al participar con ellos en la apuesta se estáexponiendo a verse tentado a continuar apostando esta vez con su propio dinero,y esta forma de conseguir nuevos clientes por parte de las empresas es bienconocida.

Y Al-lah sabe más.

Related Fatwa