Los artículos de fe

9783 1183

Existen seis artículos de fe en el Islam:

1.      La creencia en Al-lah.
2.      La creencia en Sus ángeles.
3.      La creencia en Sus Libros Sagrados.
4.      La creencia en Sus Profetas y Mensajeros.
5.      La creencia en el Día del Juicio.
6.      La creencia en la Predestinación Divina o el Decreto Divino (Qada’ y Qadr).
1.      La creencia en Al-lah:
Este artículo significa creer que Al-lah Es el Único Dios, a quien se debe adoración; que Él Es el Creador y Sustentador de todo; que Es Él quien da la vida y la muerte, y que Él Es Único en sus Nombres y Atributos.

2. La creencia en Sus ángeles:
Al-lah Ha creado a los ángeles de luz. Ellos son honorables siervos de Al-lah, quienes lo obedecen y ejecutan Sus órdenes; Al-lah los describe Diciendo (lo que se interpreta en español): {No desobedecen a Al-lah en lo que les Ordena, sino que ejecutan cabalmente Sus órdenes} [Corán 66:6].
Al-lah los Creó para que lo adoraran, y sólo Al-lah Sabe cuántos son en número. Entre ellos están:
-          Yibril (Gabriel), quien se encarga de entregar las Revelaciones Divinas a los Profetas y Mensajeros de Al-lah.
-          Mika’il (Miguel), quien se encarga de enviar la lluvia.
-          El Ángel de la Muerte, quien se encarga de recoger las almas de los humanos.
-          El que sostiene el Trono de Al-lah.
-          El guardián del Paraíso y el Infierno.
 
Además de estos, existen ángeles guardianes de los humanos, otros que registran los dichos y acciones de las personas, y otros más que se encargan de cumplir con diferentes deberes y tareas.

3. La creencia en Sus Libros Sagrados:
La creencia en Sus Libros es creer que Al-lah, Exaltado Sea, realmente Reveló Libros a Sus Mensajeros para transmitirlos a su gente. Estos Libros contienen la Palabra de Al-lah. Cuando un libro o Escritura era revelada, abrogaba la revelación precedente. Las Escrituras Divinas más conocidas son:
1.      La Tora, el Libro revelado por Al-lah a Musa (Moisés), la paz sea con él.
2.      Los Salmos, el Libro revelado a Dawud (David), la paz sea con él.
3.      Al Inyil (Evangelio), revelado a ‘Isa (Jesús), la paz sea con él.
Los libros que actualmente poseen los judíos y los cristianos, es decir la Tora y la Biblia con el Antiguo y Nuevo Testamento, no son auténticos porque han sido distorsionados y alterados. Además, han sido abrogados por el último Libro revelado por Al-lah, el Corán.
4. La creencia en Sus Mensajeros:

Los musulmanes atestiguan que Al-lah Envió Mensajeros a toda nación para que inviten a la gente a adorarlo sólo a Él. Esta creencia también implica denunciar a todo dios que sea adorado junto con Al-lah o en lugar de Él, y que todos los Mensajeros fueron confiables y cumplieron con su deber de la mejor manera. Al-lah Ha enviado muchos mensajeros, y sólo Al-lah Sabe cuántos. Les concierne a todos los musulmanes el creer en todos los Profetas y Menajeros de Al-lah. Quien niega a uno de ellos, los niega a todos. El primer Mensajero que Al-lah Envió a la humanidad fue Nuh (Noé), la paz sea con él, y el último fue Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Al-lah y a evitar al Seductor} [Corán 16:36].
 
Todos los Profetas y Mensajeros fueron seres humanos. Al-lah los Distinguió instituyéndolos como Profetas y Mensajeros, y los Apoyó con milagros. Ellos no tenían cualidades divinas, y no tenían acceso para ver el mundo de lo invisible. Sin embargo, Al-lah Envió al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, para toda la humanidad, Diciendo (lo que se interpreta en español): {Di: ¡Oh, hombres! Ciertamente soy el Mensajero de Al-lah para todos vosotros} [Corán 7:158].
 
De todos los Mensajeros, existen cinco que fueron los más perseverantes y determinados a hacer lo que Al-lah les Había encomendado. Ellos fueron Nuh (Noé), Ibrahim (Abraham), Musa (Moisés), ‘Isa (Jesús) y Muhammad, la paz sea con ellos. Muhammad, sallallhu ‘alayhi wa salla, fue el último y el mejor de todos ellos, y continúa siendo el mejor de todos los seres humanos.

5. La creencia en el Día del Juicio:
Los musulmanes afirman la veracidad de todo lo que Al-lah o Su Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, Dijeron acerca de la muerte. Al-lah no Creó la creación en vano. Él Creó a los humanos y a los genios para que lo adoraran, y Prometió el Paraíso como recompensa para aquellos que obedezcan a Él y a Sus Mensajeros, y el fuego del Infierno para aquellos que Lo desobedezcan o desobedezcan a Sus Mensajeros. Al-lah Ha establecido un cierto periodo de tiempo para todo el universo, cuyo fin será el Día del Juicio o la Hora Final. Durante la Hora Final, los seres humanos serán cuestionados acerca de sus obras en este mundo. Aquellas acciones serán puestas en una balanza.
Aquel cuyas buenas acciones pesen más que sus malas acciones, prosperará; mientras que aquel cuyas malas acciones pesen más que sus buenas acciones, será condenado al fuego del Infierno – a menos que haya muerto como musulmán. Entonces, Al-lah lo Puede perdonar, o Castigarlo hasta que, eventualmente, entre en el Paraíso. El Islam es la condición previa para la aceptación de toda buena obra.
 
La descripción del Paraíso:
El Paraíso, o Al Yannah en árabe, es la morada que Al-lah Ha preparado para los creyentes. Contiene fuentes de felicidad infinita que ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, y ningún humano ha imaginado. Allí hay esposas puras, ríos de leche, ríos de vino, ríos de miel pura y toda clase de frutas y carnes deliciosas. Sus habitantes no experimentarán cansancio, aburrimiento o muerte.

La descripción del Infierno:

El fuego del Infierno es la morada que Al-lah Ha preparado para los infieles que lo niegan a Él y a Sus Mensajeros. Su comida es intolerablemente amarga, y su bebida es el pus que sale de las pieles de sus residentes. Su profundidad es abismal. Los infieles y los hipócritas vivirán allí por siempre.

6. La creencia en la Predestinación o Decreto Divino (Qada’ y Qadr):
El Destino (Qada’) es el Decreto general de Al-lah de que todo ser humano tiene que morir, mientras que el Decreto Divino (Qadr) es un Decreto particular de Al-lah o la ejecución de Al Qada’, es decir, que cierta persona morirá en un determinado tiempo y lugar. Por lo tanto, creer en este artículo implica creer que Al-lah Ha creado todas las cosas y les ha predestinado su propia medida.

Las facetas de Al Qadr:
1.      Al-lah Está bien familiarizado con todo lo que sucede, y Su Conocimiento lo abarca todo.
2.      Al-lah Ha asignado previamente las porciones de todas las cosas en la ‘Tabla Preservada’.
3.      Nada acontece en el cielo o en la tierra que no sea por Voluntad de Al-lah y por Su Deseo. Todo lo que Al-lah Quiere, ocurre; y todo lo que no Quiere, no ocurre.
4.      Al-lah Es el Creador de todas las cosas. No existe otro creador además de Él.
 
 

 

Related Articles

Artículo más visitado

Fe ('Aquidah)

Los efectos de la fe

Los efectos de la fe sobre la vida de una persona ciertamente son muy grandes; es muy impresionante cómo la fe cambia el rumbo de la vida de una persona cuando entra en su corazón y hace...más