San Valentín, su realidad y veredicto (Parte 1)

3477 1777

Al-lah nos Ha bendecido con Su gran religión y nos Ha guiado hacia el camino recto, y esto es más que suficiente para nuestros requerimientos. Mediante esta grandiosa religión recibimos satisfacción y orientación, por ella alcanzamos la paz y la seguridad, y debido a ella se esparcen el amor y la armonía. Al-lah Concederá fuerza y honor a las personas en proporción a cuánto ellas se apeguen a Su religión; y humillará a las personas de acuerdo a cuánto la abandonen o la descuiden.

La religión del Islam es completa; por lo tanto, no existe ninguna necesidad de opiniones inventadas, deseos innovados o legislación hecha por hombres. Las bendiciones y favores que se nos han dado a través del Islam lo abarcan todo y, por lo tanto, no tenemos ninguna necesidad de inventar fechas y ocasiones para celebrar. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {…Hoy os He perfeccionado vuestra religión, He completado Mi gracia sobre vosotros y He dispuesto que el Islam sea vuestra religión…} [Corán 5:3]
 
Nuestra religión es suprema, es la más perfecta. Combina el bien de esta vida y el de la otra; se ocupa del alma sin descuidar el cuerpo; da preferencia a la otra vida pero no descuida las necesidades de esta. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Y trata de ganarte el Paraíso con lo que Al-lah te Ha concedido…} [Corán 28:77]
 
Nuestra religión es moderada, no descuida ni exagera ningún asunto más allá de sus verdaderas dimensiones. No existe monacato en el Islam ni tampoco materialismo ciego. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Hicimos de vosotros una comunidad moderada y justa, a fin de que fuerais testigos ante la humanidad [de la llegada de los Profetas anteriores], y fuera el Mensajero vuestro testigo…} [Corán 2:143]
 
¿Cómo es que los creyentes pueden rechazar esta posición que Al-lah les Ha otorgado y humillarse, siendo que pueden recurrir al Corán y la Sunnah? ¿Cómo podemos estar complacidos por convertirnos en meros seguidores después de haber disfrutado la posición de liderazgo? ¿Cómo podemos convertirnos en ciegos imitadores después de ser una guía? Las respuestas a estas preguntas están en las palabras del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, narradas por Abu Sa’id Al Judri, que Al-lah Esté complacido con él: “Seguirán los pasos de aquellos que vinieron antes de ustedes palmo por palmo y brazo por brazo, tanto que incluso si entran en el agujero de un lagarto ustedes los seguirían”. Los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con ellos, preguntaron: “Oh, Mensajero de Al-lah, ¿quieres decir (por “aquellos que vinieron antes de ustedes”) los judíos y los cristianos?” Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, respondió: “¿Quiénes más?” [Bujari y Muslim]
 
No es un secreto que algunos judíos y cristianos conspiran contra la Nación Islámica para destruir sus valores y principios morales. Ellos gastan su valioso tiempo, sacrifican su riqueza, diseñan planes y utilizan completamente todos sus recursos para lograr esto. Juro por Al-lah que han cumplido con su objetivo y nos han herido profundamente. Quien trabaja duro obtiene resultados, y quien siembra recogerá una cosecha. Recientemente estamos observando un nuevo fenómeno que nunca antes habíamos visto; estamos viendo las diferentes formas en que las mujeres están dejando sus hogares, descubiertas y vestidas indecentemente; estamos siendo testigos de gente que comete pecados abierta y desvergonzadamente e incluso se vanaglorian de ello, eso sin mencionar la tendencia de gente que siembran dudas sobre los propios fundamentos del Islam.
 
Si retrocedemos en el tiempo solo unos 13 años atrás, recordaremos que los altos valores y principios morales prevalecían en nuestras comunidades. El recato y la castidad eran valores comunes. Observemos la situación en que vivimos actualmente y la maldad en la que hemos caído, y aprendamos una lección de esto.
 
Entonces, una vez más tenemos al ejército de los incrédulos atacándonos, propagando la celebración de una festividad, ¡y qué engañosa y traicionera festividad! Una festividad a la que ellos le han dado un nombre diferente a su nombre real para engañar a la gente, ellos le dieron un nombre noble para engañar a los puros y castos. Ellos lo llamaron “el día del amor”, cuando en realidad es el día de la inmoralidad, la prostitución y la embriaguez. Ellos esparcen la inmoralidad vestida con ropajes de virtud, y este es el antiguo método que Satanás utiliza. Al-lah Expone esta táctica en Su Libro cuando dice respecto al engaño de Satanás a nuestro padre Adam (Adán) y a nuestra madre Hawa (Eva) (lo que se interpreta en español): {Y les juró: Yo os aconsejo para vuestro bien.} [Corán 7:21]
 
Ten cuidado con el engañador que se acerca a ti con una lengua consejera, porque sabe que si tuviera que declarar abiertamente su intención nunca alcanzaría sus objetivos. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {…Se confabularon y Al-lah Decidió castigarles, porque Al-lah es Quien mejor Desbarata los planes [de Sus enemigos].} [Corán 8:30]
 
La historia de esta festividad innovada, inmoral e infiel no es conocida por muchos; he aquí un breve vistazo:
Se dice que la Grecia pagana solía celebrar el día 15 de febrero de cada año, que coincidía con la fiesta de la primavera. Por ese tiempo, el cristianismo era nuevo en la región. El emperador Claudio II había prohibido el matrimonio entre sus soldados. Valentín, un sacerdote cristiano, desafió su orden y empezó a celebrar matrimonios en secreto. Pronto fue descubierto y sentenciado a muerte. Estando en prisión, se enamoró de la hija de uno de los guardias. Esto era un secreto ya que el cristianismo prohíbe que los sacerdotes se casen o tengan relaciones románticas con mujeres; pero como él permaneció firme en el cristianismo, la gente pasó por alto su crimen de enamorarse. El emperador ofreció perdonarlo, hacerlo uno de sus compañeros cercanos y casarlo con una de sus hijas con la condición de que renunciara al cristianismo; pero Valentín no abandonó el cristianismo y fue ejecutado el 14 de febrero del año 270 d.C., la noche antes de la celebración de la festividad griega de la primavera. Desde entonces, este día fue llamado “la fiesta del sacerdote Valentín”. Luego del esparcimiento del cristianismo por Europa, el 14 de febrero fue denominado “el día de San Valentín” en su memoria, porque (según dicen) él se sacrificó por el cristianismo y apoyó a los enamorados.
 
Esta era la historia detrás de esta festividad. Desafortunadamente, muchos jóvenes fueron engañados con esto debido a la debilidad de su fe, su ignorancia del Islam, el descuido y la falta de guía por parte de los eruditos y líderes musulmanes. La juventud ignorante, engañada, cayó en la celebración de este día.

Entre la manifestación de su celebración está el regalar rosas rojas, vestir ropas rojas e intercambiar saludos especiales, tarjetas y regalos. Este es un día en que se supone que las personas recuerdan a sus esposos o amantes. Esta fiesta está tan arraigada en la cultura occidental que recordar este día y celebrarlo se ha convertido en un signo de “verdadero y sincero amor”, y no es raro que se piense que quien lo olvida no es sincero y su amor no es verdadero.

San Valentín, su realidad y veredicto (Parte 2)

San Valentín, su realidad y veredicto (Parte 3)

Related Articles