San Valentín, su realidad y veredicto (Parte 3)

3258 1757

Si preguntamos a las mujeres occidentales sobre sus estilos de vida, escucharemos historias de miseria y humillación, abuso y explotación. Nadie tiene misericordia de ellas, ni sus esposos ni sus amigos, ni siquiera sus hermanos o sus hijos. Si la mujer occidental no fuera capaz de alimentarse a sí misma y asegurar sus medios de subsistencia, encontraría que es considerada como algo inútil y una carga completamente innecesaria. Sus derechos son negados por leyes opresivas e injustas. Esta es la situación de cualquiera que no viva según el Libro de Al-lah.

 
Para nosotros los musulmanes el amor tiene un gran significado, como Ibn Taimiah, que Al-lah lo Perdone, dijo: “Por amor y con amor los cielos y la tierra fueron creados, las galaxias fueron formadas y cada objetivo se concretó. El amor es la naturaleza de las personas; ayuda a las personas a superar sus diferencias; acerca a la gente a Al-lah. Mediante él la gente vive una vida feliz, prueba la dulzura de la fe y acepta a Al-lah como su Señor, a Muhammad como Su Mensajero y al Islam como la única religión”.
 
Nuestro Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sentó el mejor ejemplo de amor. ‘A’ishah, que Al-lah Esté complacido con ella, habló sobre su infinita lealtad a Jadiyah, que Al-lah Esté complacido con ella. Dijo: “Nunca estuve celosa de ninguna otra esposa del Profeta como lo estuve de Jadiyah; ella murió tres años antes de que el Profeta se casara conmigo, pero él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, continuaba mencionándola mucho”. Y en otra narración, dijo: “Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía sacrificar animales y enviaba la carne como regalo a algunas de sus amistades (después de su muerte)”. [Bujari y Muslim] Este es un amor sólido que se refleja mediante acciones.
 
Preocupado por la Ummah, el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, los guió hacia lo que establece el amor entre ellos y explicó que este es el medio por el cual alcanzarán el Paraíso. Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “No entrarán al Paraíso hasta que no crean, y no creerán hasta que no se amen unos a otros. ¿Quieren que los guíe hacia algo que hará que se amen unos a otros? Difundan el salam abundantemente entre ustedes”. [Muslim]
 
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos enseñó otra forma para establecer el amor entre nosotros, como Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, narró: “Intercambien regalos, para que así se amen unos a otros”. [Al Baihaqi y otros] Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, también dijo: “Si un hombre siente amor por su hermano, entonces que se lo informe”. [Ahmad, At-Tirmidhi y otros] Existen muchos otros hadices que reflejan su afán de difundir el amor entre la comunidad, así como todas las cosas que llevan a él. Además, él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, advirtió sobre las cosas que lo debilitan o lo obstruyen.
 
Algunos de los mentirosos, de corazones débiles e hipócritas, y sus arrogantes y engañados seguidores, maliciosamente le han dado un mal uso a la palabra “amor”, atribuyéndolo a las relaciones premaritales, las cuales son mayormente experiencias ilusorias y se evaporan rápidamente.
 
Vivimos en una era en que los valores se están desmoronando, se hacen cosas a escondidas y se les da otro nombre. La inmoralidad, el pecado y el adulterio son llamados “amor”; la decencia, la castidad y el respeto son llamados enfermedades; vivir una vida marital respetable es considerado una carga y una atadura; asesinar y asaltar gente inocente es llamado Yihad; el verdadero Yihad por la causa de Al-lah, para propagar el Islam y apoyar a los musulmanes, es llamado terrorismo; aconsejar el bien y prohibir el mal ahora es conocido como agresión e intromisión en los asuntos privados; las tradiciones y desgastadas costumbres se han convertido en “cultura” y se han agregado a la religión del Islam; quienes se adhieren al Islam y practican la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, son llamado atrasados y anticuados; imitar a los incrédulos y parecerse a los pecadores es llamado progreso y desarrollo; los bailes, los cantos y el descaro ahora es llamado “arte”. Todos estos son signos de la llegada de la Hora.
 
Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Que no te seduzca ver [cómo prosperan] los incrédulos, yendo de un lugar a otro [con su comercio], Porque ello es un disfrute temporario. Luego, su morada será el Infierno. ¡Qué pésima morada!} [Corán 3:196-197] No seas engañado por ellos y por lo que hacen, porque esta vida es pasajera y se desvanece con rapidez. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Y sabed que la otra vida es mejor y eterna.} [Corán 87:17]; y también: {El día que suceda, les parecerá haber permanecido [en la vida mundanal] solo una tarde o una mañana.} [Corán 79:46]
 
Tengan cuidado con esta fiesta que ha sido inventada por los incrédulos y adviertan a la gente sobre esto; sean orgullosos de su religión; distínganse de los desviados; no sigan sus pasos ni sean afectados por sus ideas; pidamos a Al-lah que nos mantenga bien guiados y firmes.

No permitan que la incertidumbre los engañe; no permitan que los incrédulos los desvíen; sean orgullosos de su religión y sus celebraciones; conserven su identidad y no se parezcan ni imiten a los incrédulos, porque eso lleva a la destrucción y al Infierno.

San Valentín, su realidad y veredicto (Parte 1)

San Valentín, su realidad y veredicto (Parte 2)

Related Articles