Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Actos de adoración

Un día en la vida de una musulmana (Parte 2)

5406 1374

Tarde

Prepare una comida saludable
Rece la oración de Adh-Dhuhr (mediodía). (Cuatro Raka’at de Sunnah, cuatro obligatorias y dos de Sunnah) En cuanto a las Raka’at de Sunna, ‘Ai’shah, que Al-lah Esté complacido con ella, dijo: “Cuando el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, estaba en mi casa rezaba cuatro Raka’at de Sunnah antes de Adh-Dhuhr. Después iba y dirigía a la congregación, y al volver a casa hacía dos Raka’at más de Sunnah. De igual manera, después de dirigir la oración de Al Magrib (ocaso) regresaba a casa y oraba dos Raka’at de Sunnah. Y lo mismo sucedía después de que dirigía la oración del ‘Isha (noche), cuando oraba dos Raka’at de Sunnah al volver a casa.”[Muslim]
Obviamente, es preferible que las mujeres realicen en casa tanto sus oraciones de Sunnah como las obligatorias. Umm Humaid As-Sa’idiyyah, que Al-lah Esté complacido con ella, le dijo al Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam: “Oh Profeta de Al-lah, me gustaría orar contigo como Imán.” El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, le respondió: “Lo sé, pero es mejor para ti orar en un rincón de tu casa que en un cuarto cerrado, y es mejor que ores en un cuarto cerrado a que ores en el patio de tu casa, y es mejor que ores en el patio de tu casa a que ores en la mezquita más cerca de tu casa, y es mejor que ores en la mezquita más cerca de tu casa a que ores en la mezquita más grande de tu pueblo.”[Ahmad y Tabarani] El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, no les prohibió a las mujeres ir a la mezquita. Él, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo:“No prohibáis a las siervas de Al-lah asistir a la mezquita. Cuando vuestras esposas os pidan permiso de ir a la mezquita, debéis dárselo.” [Al Bujari, Muslim]
Súplica al salir de casa. Cuando la mujer vaya a la mezquita o salga de casa, debe de decir esta súplica: “Bismil-lah. Tawakkaltu ‘ala Al-lahi. Wala haula wala quwwata il-la bil-lah.”  (En el nombre de Al-lah. Me encomiendo a Al-lah. No hay fuerza ni poder sino con Al-lah.) El Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Cuando alguien sale de su casa y dice ‘En el Nombre de Al-lah. Me encomiendo a Al-lah. No hay fuerza ni poder sino con Al-lah’ se le responde: ‘Te Guiaremos, Cuidaremos y Protegeremos.’  Entonces Satanás lo abandona, mientras otro demonio le dice: ‘¿Como puede ser para ti alguien que ya ha sido guiado, cuidado y protegido?’”[Abu Dawud]
Súplica al entrar a casa. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Cuando alguien entre a casa debe decir: ‘Bismil-lahi walayna wa bismil-lahi jarayna, wa ‘ala rabbina tawkkalna.’ (En el nombre de Al-lah entramos y en el nombre de Al-lah salimos; y dependemos de nuestro Señor Al-lah.) Y en seguida debe saludar a su familia.”[Abu Dawud]
Rece la oración de Al ‘Aser (tarde) (Cuatro Raka’at obligatorias)
El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Quien abandona la oración de Al ‘Aser es como alguien que ha perdido parte de su familia y sus bienes.” [Al Bujari, Muslim]  La importancia de la oración de Al ‘Aser es asociada a menudo con la de la oración de Al Fayer. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Quien realice las oraciones de Al Fayer y Al ‘Aser en sus tiempos establecidos no será enviado al Infierno.”[Muslim]
Noche
Prepare una cena saludable para su familia.
Rece la oración de Al Magrib. (Tres Raka’at obligatorias y dos de Sunnah) Se recomienda que la familia rece en conjunto en las ocasiones en que dos o más miembros están presentes. Se puede incluso alentar a los niños pequeños a tomar parte en esta actividad. Esta es una buena manera de fortalecer los lazos familiares y de poner un ejemplo positivo para los pequeños.
Organice un círculo de estudio en su casa. La noche es una buena hora para que la familia se junte a estudiar El Corán, los Hadices y la vida del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, así como otras áreas de conocimientos islámicos. Esto es algo que puede pasar a ser parte regular de las actividades diarias o semanales. Si bien los padres serán los principales encargados de los temas y discusiones, los hijos más grandes podrían recibir tareas que deben preparar para el grupo. Exhortarlos a participar activamente aumentará su emoción e interés en aprender. Se pueden usar métodos creativos y entretenidos para atraer la atención de los niños pequeños, pero no se les debe obligar a permanecer sentados por mucho tiempo. En cuanto a la importancia de enseñar, el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Cada uno de vosotros es un pastor, y a cada uno es responsable por su rebaño. El hombre es un pastor en su familia, por lo tanto es responsable de su rebaño. La mujer es una pastora en la casa de su esposo, ella es responsable de su rebaño…”[Al Bujari, Muslim]
Pláticas de familia. La noche es también la hora ideal para las pláticas de familia, ya que es probable que la mayor parte de los miembros de la familia estén presentes. La familia puede discutir sobre sucesos o eventos especiales ocurridos en el día, sobre temas que necesitan resolver juntos, o sobre otras cuestiones importantes tales como reglas y horarios. Hacer esto regularmente inculcará respeto y responsabilidad en los hijos y los hará sentir que son parte vital de la familia. Cuando los hijos maduran y alcanzan la edad de la responsabilidad es necesario incluirlos en las discusiones y las tomas de decisiones, especialmente en cuestiones que les conciernen. Este es de hecho un lapso en el que aprenden como funciona una familia y cuáles son los métodos más efectivos de planeación y toma de decisiones, ya que algún día ellos también tendrán su propia familia. Obviamente los padres deben de ser ejemplos aceptables que los hijos quieran seguir.
Súplica al terminar una junta o reunión: “Subhanaka Al-lahumma wa bihamdika. Ashhadu anna la ilaha il-la anta. Astagfiruka wa atubu ilaik.” (La gloria y las alabanzas son para Ti, oh Al-lah. Doy testimonio de que nadie es digno de adoración excepto Tu. Te pido perdón y vuelvo a Ti arrepentido.) [At-Tirmidhi]
Asegure la casa. Tenga a los hijos en casa al caer la oscuridad, y cerciórese de asegurar su casa. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Al oscurecer mantened a vuestros hijos en casa, pues Satanás se encuentra entonces afuera. Al pasar una hora de la noche, entonces enviadlos a cerrar las puertas e invocad el nombre de Al-lah, ya que Satanás no abre las puertas cerradas. Atad vuestras cantimploras e invocad el nombre de Al-lah. Cubrid vuestras vasijas e invocad el nombre de Al-lah, aun cuando pongáis algo sobre ellas y apaguéis las luces.”
Revise el día en búsqueda de obras de caridad. Debe haber al menos una obra de caridad en el día de una persona, y esto puede suceder de muchas maneras. El Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “La caridad es una obligación del ser humano cada vez que salga el sol. Actuar con justicia entre dos personas es una obra de caridad. Ayudar a alguien con su montura o a cargar su animal de provisiones o a levantarlas es una obra de caridad. Una buena palabra es una obra de caridad. Cada paso para ir a rezar es una obra de caridad. Quitar del camino lo que cause daño es una obra de caridad.” [Al Bujari, Muslim]
Rece la oración de Al ‘Isha (noche). (Cuatro Raka’at obligatorias y dos de Sunnah) El Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Ninguna oración es tan pesada para los hipócritas como la del Fayer o la de Al I’sha, pero si supiesen las bendiciones que estas contienen sin lugar a duda vendrían por ellas aunque tuviera que ser a gatas.”[Al Bujari, Muslim] Es mejor rezar la oración de Al ‘Isha antes de que concluya la primera mitad de la noche.
Rece la oración del Witer. (Número impar de Raka’at – una, tres-). El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Al-lah Impar (Uno) y Ama lo que impar; por lo tanto, rezad Al Witer, oh gente del Corán.”[At-Tirmidhi, Abu Dawud] Asimismo dijo:“Quien tema no levantarse en la segunda parte de la noche debe de rezar Al Witer en la primera mitad. Y quien quiera hacerlo en la segunda mitad debe rezar Al Witer entonces, ya que las oraciones ejecutadas en la segunda mitad tienen testigos y eso les da mayor excelencia.”[Muslim] Se recomienda suplicar durante la oración de Al Witer. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, solía la suplicar tras levantar la cabeza después de inclinarse, diciendo: “Oh Al-lah, Guíanos entre los que Has Guiado y Cuídanos de todo mal como Has Cuidado a otros. Haznos Tus amados entre aquellos a los que Has Hecho tus amados y Bendice lo que nos Has Dado. Protégenos del mal del que nos Has Advertido, ya que Tu Eres Quien Ordena y nadie pude darte órdenes. A quien Tomas por aliado no es nunca humillado, y a quien Tomas por enemigo nunca es honrado. Bendito Eres Tu, nuestro Señor, y Ensalzado. No hay escapatoria de Ti excepto en Ti mismo. Y Bendice a Tu Profeta Muhammad.”[An-Nasa’i]
Súplica antes de dormir. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Cuando os retiréis a dormir, sacudid la cama con la orilla de vuestras ropas tres veces y decid: ‘Bismika rabbi wad’atu yambi wa bika arfa’uhu, fa in amsakta nafsi farhamha, wa in arsaltaha fahfazha bima tahfazu bihi ‘ibadaka as-salihin.’ (Oh Al-lah, en Tu nombre muero y vivo. En Tu nombre, oh Señor mío, pongo mi costado en esta cama y gracias a Ti lo levanto. Si Te Llevas mi alma, Ten piedad de mi; y si me la Devuelves, Protégela como Proteges a Tus siervos justos.)”[Al Bujari, Muslim] También es de beneficio leer algunas suras o aleyas del Corán antes de dormir. ‘Ai’shah, que Al-lah Esté complacido con ella, dijo: “Todas las noches, cuando el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, se iba a dormir, juntaba las manos y soplaba en ellas tras rezar las suras del Monoteísmo, la Alborada y los Humanos (112, 113, 114). Después, frotaba sus manos sobre su cuerpo, iniciando con la cabeza, el rostro y el frente de su cuerpo. Hacía esto tres veces.”[Al Bujari, Muslim] La aleya del Trono (2:255) es también una aleya especial. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo:“Cuando os vayáis a dormir, recitad la aleya del Trono completa; si lo hacéis, un guardián de Al-lah se quedará a vuestro lado y Satanás no se os acercará hasta el otro día.”[Al Bujari] Asimismo, es preferible hacer la ablución antes de dormir y acostarse sobre el lado derecho.

Related Articles