Índice > Profeta Muhammad > Controversias > Historia de la Sunnah >

Historia de la Sunnah: Época de los Compañeros (Parte 11)

Martes 30/01/2012

Perlas de la Ciencia de la Sunnah

{Ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él solo trasmite lo que le ha sido revelado.}

[Corán 53:3-4]

La historia de la Sunnah

La era de los Compañeros y sus Seguidores – III

 

 

Continuamos con la discusión de los varios aspectos que forman la metodología de los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, para preservar y difundir la Sunnah del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam.

 

 

2. Verificación de los hadices antes de aceptarlos

Esta es una herramienta importante que los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, establecieron para salvaguardar la Sunnah de cualquier interferencia de material ajeno y de errores accidentales o intencionados. Esta era una práctica común entre todos los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, cuando recibían o narraban la Sunnah. El Imam Adh-Dhahabi mencionó esta práctica en su gran libro Tadh-KiratuI Huffadh o “Recordatorio para los memorizadores del Hadiz”, como una parte de los medios utilizados por los cuatro Califas Bien Guiados, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, para proteger el Hadiz. Por ejemplo, le pidieron a Abu Baker, que Al-lah Esté complacido con él, que legislara en el caso de una abuela que pedía su derecho en una herencia; él dijo que no conocía de ningún monto debido a ella ni en el Libro de Al-lah ni en la Sunnah de Su Profeta. Pero Al Mughirah, que Al-lah Esté complacido con él, dijo que había sido testigo de que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dio un sexto de la cantidad total de la herencia. Él le preguntó si tenía testigos para apoyar ese argumento; y cuando Muhammad ibn Maslamah, que Al-lah Esté complacido con él, testificó sobre la veracidad de aquella figura, Abu Baker, que Al-lah Esté complacido con él, aceptó y le dio a la abuela exactamente esa cantidad.

 

 

En el caso de Omar ibnul Jattab, Adh-Dhahabi mencionó muchos incidentes que testifican el hecho de que él siempre comprobaba la narración cuando era necesario hacerlo. Él narró que Malik ibn Aws escuchó a Omar, que Al-lah Esté complacido con él, decirles a ‘Abdurrahman ibn Awf, Talhah ibn Az-Zubair y Sa’ad ibn Abi Waqqas: “Les pregunto por Al-lah, Quien sostiene el cielo y la tierra, ¿han escuchado al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, decir: ‘Yo no seré heredado, lo que sea que yo deje es para ser dado en caridad’? Ellos respondieron: ‘Sí, Al-lah Es nuestro Testigo’”. [Ahmad]

 

 

Luego de narrar el incidente antes mencionado, entre otros, el Imam Adh-Dhahabi  repetidamente afirmó que las verificaciones no significaba que se dudara de la veracidad de ninguno de los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, sino que ellas eran necesarias para establecer un estándar de cuidado y respeto por lo que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo o hizo. Ellos hicieron eso para sí mismos y para instituir una tradición para ser seguida y honrada por todos los que vinieran después de ellos.

 

 

En resumen, es muy importante notar lo siguiente sobre este método:

·         El propósito era proteger la Sunnah, no dudar unos de otros. Todos los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, son confiables, como claramente se encuentra afirmado en el Corán; y dudar de su veracidad puede dañar nuestra fe.

·         El propósito también era establecer un método y sentar un ejemplo para ser seguido por el resto de la Ummah. Sin embargo, la verdad sigue siendo que los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, solían aceptar la narración transmitida por cualquiera de ellos. Su exigencia de testigos o de que el narrador hiciera un juramento de que estaba diciendo la verdad, era para establecer la metodología, para que así las personas no tomaran a la ligera la narración de los hadices. Este hecho puede ser aún más apoyado cuando se considera que: algunas veces ellos exigían un testigo, mientras que otras veces pedían al narrador que hiciera un juramento o le recordaban cuán serio era mentir sobre el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Esta variación indica que el objetivo era en realidad crear conciencia sobre la importancia de la narración del Hadiz, en lugar de establecer el requisito de tener más de un narrador como condición de su autenticidad.

·         Existe un número muy grande de narraciones, las cuales indican que los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, habían aceptado hadices de otro narrador con exigir ningún sustento o verificación.

 

 

[Resumido del libro de Chouat, Authority of the Sunnah, p92]

 

 

© 2021 Islamweb, todos los derechos reservados