Tener el cabello largo
Fatwa No: 95654

Pregunta

Soy un joven musulmán. Llevo el cabello largo y me lo recojo en una cola de caballo. Quisiera saber sobre las diferentes opiniones de los eruditos sobre esto, y si hay un límite preciso para la extensión del cabello, especialmente al hacer la ablución.

Respuesta

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , es Su siervo y mensajero.

 

Lo recomendable es que el largo del pelo del hombre sea como el del Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam . Ibn Qudamah, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: “Es recomendable que el cabello del hombre sea como el del Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam ; que cuando lo dejaba crecer, le llegaba hasta los hombros, y cuando se lo cortaba, le llegaba hasta el lóbulo de las orejas”. Si el hombre se deja el cabello largo, no incurre en falta, como dijo el Imam Ahmad, que Allah le dé Su perdón.

De dejarse crecer el cabello, el hombre debe cuidarse de llamar la atención con ello, de distinguirse negativamente, de imitar a las mujeres o de mostrar falta de hombría con ello, pues todas acciones están prohibidas.

En nuestra opinión, llevar el cabello en una cola de caballo es una evidente imitación a lo que hacen las mujeres con su cabello. Además, no se ha citado que el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , lo solía recoger de esta manera; y por lo tanto, no se debe hacerlo porque implica imitación a las mujeres.    

En cuanto a pasar la mano mojada sobre la cabeza al realizar la ablución, para quien tiene el pelo largo, es necesario que pase la mano desde la parte delantera de su cabeza hasta su nuca. No es necesario pasar la mano mojada sobre el pelo que llega hasta  los hombros, ni pasar la mano desde la nuca hasta la delantera de la cabeza.

Cuando al Imam Ahmad, que Al-lah le dé Su perdón, le preguntaron: “¿Cómo debe pasar la mano mojada en la ablución aquel cuyo cabello le llega hasta los hombros?”, él pasó las manos sobre la  cabeza una sola vez, y dijo: “así,  para que el pelo no se extienda” es decir, pasar las manos desde la delantera de la cabeza hasta la  nuca.

Abu Daawood, que Al-lah le dé Su perdón, al describir la ablución del Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , narró: “Pasaba las manos mojadas sobre toda la cabeza desde la delantera  hasta la nuca, sin cambiar la forma del cabello”.

 

Y Al-lah sabe mejor.

Related Fatwa